• 41 3245214
  • contacto@imaginares.cl
  • Costanera 54. San Pedro La Paz

El equilibrio ocupacional, las rutinas y convivencia diaria.

La inesperada llegada de la pandemia mundial COVID- 19, nos ha obligado a tener que dar giro imprevisto a nuestras rutinas diarias y actividades que solíamos realizar a diario.

Para todos es un reto difícil, sobrellevar el estrés y las exigencias en un espacio común, el hogar, el cual se convierte en el espacio necesario y único para todas las ocupaciones de cada uno de los integrantes de la familia, la incertidumbre y la monotonía de cada día, pueden ser factores que desencadenen en niños y niñas cambios de ánimo y humor, sobrerreacciones y dificultades para regular sus conductas. Por otro lado, demandan a los padres a ser creativos y versátiles, para dar cumplimiento a diversas exigencias diarias, tales como llevar las actividades del hogar, el apoyo con las materias y contenidos del colegio de cada hijo o hija, cumplir con las responsabilidades laborales y además idear espacios de recreación para todos en el mismo lugar, el hogar.

Los espacios en el hogar al igual que las rutinas tienen ciertos símbolos que representan significados y expectativas, por lo tanto, la llamada cuarentena y teletrabajo puede alterar las expectativas que se pueden tener de diversos lugares y espacios. Por ejemplo, el dormitorio ya no solo, es para descansar y recrearse, sino que también puede ser usado como un espacio de trabajo o estudio, etc, por tanto, pasar de una actividad a otra y destinar tiempos equilibrados para cada una de las tareas que se vuelve complejo, inquietante y en ocasiones es imposible poder conservar un equilibrio ocupacional que pueda contribuir con la armonía del hogar y la familia. 

Es por ello que quiero compartir algunas ideas para organizar vuestros espacios en el hogar y rutinas con el fin de lograr, en la medida de lo posible, tener un equilibrio ocupacional para todos y todas en casa.

1° Hablar con los niños y niñas sobre la contingencia es fundamental, para tener una comunicación fluida y conocer, miedos e incertidumbres que los niños y niñas puedan tener acerca de la situación. Hablarles con honestidad y claridad es crucial, para no generar falsas expectativas.  Es importante encontrar el momento apropiado y generar una atmosfera agradable y motivante para ellos, para discutir y dialogar acerca de todo lo que impacta esta pandemia.  Por ejemplo; se pueden usar títeres, imágenes, cuentos, videos etc. para mantener informados y conocer la opinión de los niños y niñas sobre el contexto actual.

2° Tener una relación simétrica, horizontal, respetuosa y afectuosa con los niños ayudará a los padres a ser empáticos y valorar sus aportes y sugerencias a la organización de actividades en el hogar, reconociendo sus opiniones y sentimientos, logrando así aumentar su participación. 

3° En la medida de lo posible, hacer una reestructuración y subdivisión simbólica de los espacios en el hogar, por ejemplo: destinar el comedor solo para trabajar, hacer tareas y comer, por lo tanto, si luego quieren realizar un juego de mesa en familia, deben buscar otro espacio, como el living, cocina, o algún dormitorio etc, incluso se pueden hacer dibujos de cada uno de los espacios y en conjunto determinar cuáles serán las actividades que allí se realizarán. Importante anticipar que frente a cualquier necesidad nueva, se flexibilizará con el espacio.

Otro factor importante, es la organización del tiempo, ya que el hecho de permanecer en el mismo espacio puede alterar los horarios de las actividades de la vida diaria (bañarse, lavado de dientes, alimentación, vestuario, etc), el descanso y sueño (rutinas y rituales para dormir, así como las horas de sueño) y por supuesto los tiempos para estudiar y trabajar (en el caso de los padres). Por lo tanto intentar en la manera de lo posible, motivar a los niños y niñas a que mantengan horarios y existan secuencias que los puedan anticipar a lo que viene, ejemplo que se levanten, bañen, vistan y luego tomen desayuno (en el espacio determinado para ésto, comedor, cocina, etc). Luego alguna actividad que involucre todo el cuerpo, como saltar, bailar, que permita aumentar su nivel de alerta y permita pasar a una tarea de mayor exigencia que involucre habilidades de procesamiento tales como la atención, la concentración, la memoria, la resolución de problemas, pensamiento abstracto, etc, como estudiar. Mantener los horarios para las comidas diarias, y brindar tiempo suficiente para la recreación del niño el juego es primordial en la rutina de niños y niñas.

Es importante incorporar a los niños y niñas en las rutinas relacionadas con el cuidado del hogar y la preparación de alimentos, esto podría ser toda una aventura para ellos, compartir responsabilidades en un espacio que es de todos de manera lúdica. Además, ayuda a compartir tareas comunes entre hermanos de diversas edades, intereses y habilidades. Si la familia tiene una mascota, permitir la participación de los niños en el cuidado de ella, baño y alimentación, de esta forma estaremos fomentando las actividades instrumentales de la vida diaria relacionadas con el cuidado de otros u otras.

6° Establecer momentos de descanso es fundamental tanto para los padres, como para los niños, por lo que también podría estar incluido en un calendario de actividades, para la familia. 

Aprovechando que toda la familia está reunida, es un momento ideal para realizar actividades divertidas en conjunto. Se pueden crear festivales, juegos de imitación, yincanas, bailes, fiesta de disfraces, etc. De manera que todos puedan divertirse y fortalecer los vínculos. Estos espacios también pueden estar incluidos en el calendario de actividades, para que los niños y niños sepan de manera anticipada cuando podrán ser, a qué hora iniciaran y a qué hora finalizaran, y puedan destinar tiempo a otras tareas personales y resguardar los espacios de trabajo de los padres y/u otras responsabilidades. 

Para finalizar, es importante explicarle a los niñas y niños que estas nuevas rutinas se mantendrán de esta manera durante el tiempo que dure la contingencia con el fin que puedan saber abiertamente que en un tiempo más recuperan otros espacios y actividades significativas para ellos y ellas, tales como el colegio, actividades extra escolares, visitas a familiares, salidas al parque, viajes etc.

Paulina Lara. Terapeuta ocupacional

Otras Noticias

Kinesiología y Salud Mental

El kinesiólogo es un profesional de la salud  capaz de evaluar  y realizar tratamiento de las alteraciones relacionadas con el movimiento y el desarrollo motor.  En el

Abrir chat
¿Tienes alguna consulta?
Hola:
¿Podemos apoyarte en algo?
Powered by